Categorías
Artículos

10 consejos para cuidar los dientes de tus hijos

Prevenir antes que curar es la ley para las familias precavidas. Aquí te brindamos diez consejos simples para cuidar los dientes de tus niños/as.

Prevenir antes que curar es el mantra de muchas madres y padres cuando se trata de la salud de sus hijos/as. Así, se evitan pasar sustos y, al mismo tiempo, pueden ahorrar dinero preocupándose de mejorar los síntomas antes de que empeoren.

Lo mismo aplica para quienes están preocupados de cuidar los dientes de sus hijos/as. La atención dental preocupa a muchos por los altos costos que alcanza y sobre todo, porque es un tema que la mayoría desconocemos.

Para todos los que tienen la misión de proteger la dentadura de un niño o niña, hemos desarrollado esta lista. Aquí encontrarás diez consejos sencillos que te ayudarán a cuidar los dientes de tus hijos/as.

Higiene Oral

  1. Lo primero y más importante es que un adulto se asegure de que la limpieza dental del niño/a se realice mínimo dos veces al día. Una de ellas, necesariamente, debe ser justo antes de dormir.
  2. Desde la aparición del primer diente de leche, se debe usar pasta de dientes con flúor. Lo único que va a variar, según la edad del niño/a, es la cantidad de pasta a utilizar en cada cepillado. Aquí una guía básica:
    • 1/2 grano de arroz de 0 a 2 años
    • 1 grano de arroz de 2 a 4 años
    • 1 poroto de 4 a 6 años.

Alimentación

  1. Una cuestión a considerar, si es que tu hijo/a todavía es bebé, es que la lactancia materna disminuye el riesgo de caries hasta los 12 meses.
  2. Por difícil que resulte, es muy importante evitar darle a nuestros hijos/as alimentos y bebidas altos en azúcares. Para sus meriendas siempre será recomendable optar por alternativas saludables: frutas, frutos secos, cereales sin azúcar, entre otras.

Hábitos

  1. En esto los especialistas son concluyentes: el uso de mamadera y chupete debe prolongarse como máximo hasta los dos años.
  2. Otro consejo clave, es mantenerse siempre atentos a los hábitos de los niños/as. Algunas cuestiones muy sencillas pueden resultar perjudiciales de no ser controladas a tiempo. Como chuparse los dedos, morder los lápices o respirar por la boca. Estos, mantenidos en el tiempo, pueden deformar los dientes y los huesos de la cara.
  3. Pero tampoco hay que descuidar los hábitos de las y los adultos. Así es. Acciones como dar besos en la boca a los niños/as, probar la comida con la misma cuchara o limpiar los chupetes con saliva, pueden transmitir a los niños problemas dentales.

Resguardos

  1. Como padres, madres o cuidadores, debemos estar siempre atentos a los cambios en los dientes y encías de los niños/as. Este es el primer paso para detectar un problema a tiempo.
  2. Llevar a los niños/as a controles dentales periódicos también es un hábito que debemos inculcar en nuestras familias. ¿Cada cuánto tiempo ir al dentista? Esto dependerá de la predisposición o riesgo de caries de cada persona, por lo que es tu odontólogo quien debe indicarte con cuanta frecuencia debes controlar la dentadura de tu hijo/a. Esto puede ser cada 4, 6 o 12 meses, según cada caso.
  3. Un resguardo que cada vez más familias toman es contratar un Plan Dental. De este modo están preparados para atender rápidamente urgencias dentales, o cualquier problema que pueda surgir.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *