Categorías
Artículos

7 consejos sobre cómo cuidar tu auto durante la cuarentena

Cuidar el auto es fundamental en tiempos de pandemia, por lo que te dejamos algunos consejos para prevenir fallas cuando vuelvas a utilizarlo.

Los riesgos de continuar con la rutina tras la llegada a Chile del Covid-19, ha obligado a las autoridades a decretar cuarentenas obligatorias en varias comunas del país, limitando considerablemente el flujo vehicular y el transporte de personas.

¿Puede causar algún problema la inactividad en nuestros autos? Aunque no sea necesario desplazar el vehículo, es recomendable poner el motor en marcha y que se activen todos sus complementos, permitiendo la circulación de aceite y así evitar que se oxiden, por ejemplo, las válvulas o cilindros.

Para que no tengas problemas al momento de volver a utilizarlo, te entregamos siete recomendaciones sobre cómo cuidar tu auto durante la cuarentena. ¡Pon atención!

1. Batería

La batería es el componente que más sufre cuando está mucho tiempo detenido sin recibir energía.

Por lo general, suelen descargarse tras uno o dos meses de inactividad, ya que a pesar de estar sin funcionamiento, los autos tienen variados sensores que se mantienen activos, como la alarma con control interior volumétrico.

Lo más recomendable es desconectar la batería por completo para asegurar que no se produzca ningún consumo eléctrico mientras el vehículo permanece detenido.

2. Neumáticos

Un vehículo inmóvil puede provocar superficies planas en los neumáticos, lo que pudría provocar el desprendimiento de la banda de rodadura al volver a utilizarlos.

Si tienes un compresor portátil en tu casa, agrégale unas 5 libras adicionales a la presión normal, ya que si pierden un poco de aire en el tiempo de cuarentena, no se provocarán deformaciones asociadas al peso muerto del vehículo.

También sirve mover un poco el auto para que cambie la posición de asentamiento contra el piso. Dos personas deberían ser suficiente para esta tarea.

3. Frenos

El sistema de frenos en uno de los más importantes en cuanto a la seguridad de un vehículo, implicando cambios y renovación en cortos periodos de tiempo

Es conveniente no dejarlo tirado por mucho tiempo, ya que las pastillas de freno quedan apretadas permanentemente al disco y podría generar problemas al desactivarlo.

4. Combustible

Los estanques están hechos para mantenerse en funcionamiento, es decir, con flujo de líquido constante, por lo que no es recomendable guardarlos sin combustible.

En ese sentido, resulta importante mantener el estanque de tu vehículo lleno, evitando así la generación de sedimentos en los espacios vacíos.

Este punto también le otorga menos espacio a la evaporación natural del combustible, mejorando su conservación.

5. Líquidos

Una de las técnicas para asegurar el correcto funcionamiento de un vehículo, cuando vuelva a ponerse en marcha después de mucho tiempo, es revisar que todos los niveles estén en su medida correcta y así chequearlos con el mismo parámetro al volver a activarlo.l

Si el nivel de aceite está por debajo de lo normal, se recomienda recargarlo. Lo mismo con el líquido anticongelante del radiador.

Y si los días que se prevén sin actividad son demasiados, también es bueno vaciar el recipiente del “sapito”, para evitar que ese líquido se pudra en el circuito.

6. Carrocería

Para cuidar tu auto de la corrosión, lo mejor es protegerlo con una funda, es imprescindible que antes de cubrirlo esté bien limpio para que no se raye la pintura.

En el interior es recomendable dejar un par de pocillos con arroz crudo, pues absorbe la humedad, o un pedazo de carbón. En la salida de escape, puede poner un paño humedecido en aceite, para evitar la corrosión.

Las ventanas levemente abiertas, para permitir que entre aire y para que no estén presionadas las gomas del contorno.

7. Ponerlo en marcha

Lo ideal es que no pasen más de 10 días sin arrancarlo. Aunque no se pueda circular, conviene ponerlo en marcha y dejarlo unos minutos en ralentí para evitar que se formen depósitos en los circuitos de combustible, líquido refrigerante y aceite.

También permite recargar un poco la batería y si lo puedes mover unos metros, mejor aún; enciende aire acondicionado, sube y baja las ventanas y abre y cierra todas las puertas.

Si quieres cuidar aún más tu auto de los efectos de esta pandemia, en EstoySeguro te ayudamos a encontrar un seguro automotriz que te proteja como tú necesitas.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *